Aceite de Argán para la cara

El aceite de argán, conocido también como el oro líquido de Marruecos, tiene un sinfín de beneficios que lo convierten en el cosmético perfecto. Lo puedes usar en la cocina o en el pelo, pero también puedes utilizar el aceite de argán para la cara, ya sea puro o como ingrediente de cualquier cosmético.

Si quieres saber por qué el aceite de argán puede ser tu perfecto aliado para el cuidado de la piel del rostro, entonces quédate con nosotros y descúbrelo.

¿Qué es el aceite de argán?

En uno de nuestros últimos artículos ya te contamos qué es el aceite de argán y para qué sirve ⚠️ ENLAZAR CON EL ARTÍCULO QUE SALE EL 03/06 ⚠️. Pero, en resumen, te diremos que se trata de un aceite de origen vegetal que hace las delicias de cualquier persona amante de la cosmética.

Con siglos de antigüedad, el empleo del aceite de argán comenzó en la región de Arganeraie, en Marruecos. Precisamente de ese país es originario el árbol de argán, de donde se extraen los frutos de este árbol, que tras ser prensados nos brindan este ya tan famoso aceite.

Propiedades del aceite de argán para la cara

Los productos más eficaces vienen en cantidades pequeñas. Esta afirmación se puede aplicar al aceite de argán. Si se usa solo, bastará con unas pocas gotas para conseguir aprovechar al máximo sus propiedades.

Pero, ¿cuáles son? En el caso de la piel, este aceite contribuye a mejorar su aspecto gracias a sus múltiples beneficios. Si introduces el aceite de argán en tu rutina para la cara, no te arrepentirás, ya que este líquido nada pegajoso es perfecto para nutrir e hidratar el rostro en profundidad. De hecho, es apto para todo tipo de pieles así que, ¿por qué no decantarse por él?

Y sus propiedades no acaban ahí, puesto que el aceite de argán está compuesto por una gran cantidad de ácidos grasos y vitamina E. Esto se traduce en que su aplicación ayuda a brindar elasticidad a la piel del rostro, frenando el envejecimiento prematuro y recuperando su brillo natural. 

¿Cómo usar el aceite de argán en la cara?

Ahora que ya te hemos hablado de todas las propiedades y beneficios de utilizar el aceite de argán para la cara, llega el momento de explicarte cómo puedes usarlo para sacarle el máximo partido a este producto.

Aunque existen cosméticos que incluyen este ingrediente, lo más aconsejable si quieres exprimir todo su potencial es usar aceite de argán puro y, a poder ser, ecológico. ¡Te contamos las razones!

Aceite de argán como desmaquillante natural

Al igual que ocurre con otros aceites, como el aceite de coco, el de argán es perfecto para utilizar en tu rutina de limpieza de la piel. Lo ideal es emplearlo como primer paso en una doble limpieza, a modo de bálsamo desmaquillante.

Gracias a su base oleosa, conseguirás arrastrar toda la suciedad y derretir todo el maquillaje del cutis con un suave masaje. Para ello, debes aplicarlo en el rostro seco y aclararlo bien con agua tibia al terminar. Por supuesto, no te olvides de utilizar después un limpiador de base acuosa, ya que de este modo conseguirás eliminar eficazmente todos los restos que queden en la piel.

Aceite de argán como crema hidratante 

Aceite Ecológico de Argán - Kemio

Como te hemos contado, el aceite de argán hidrata y nutre el rostro en profundidad, independientemente del tipo de piel que tengas o de tu edad. Con solo aplicar unas pocas gotas en tus manos, y dando un suave masaje sobre la piel de la cara, en seguida empezarás a notar todos sus efectos.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de argán para la cara? Si tu piel es madura o empiezas a notar los primeros signos de la edad no te preocupes, porque este producto tiene un gran poder antioxidante. Además, aumenta la elasticidad de la piel, lo que brinda un aspecto más joven y sin arrugas.

En el caso de las pieles secas o sensibles, los aceites grasos y la vitamina E que contiene el aceite de argán serán también una salvación. Gracias a estos elementos se consigue que hasta la piel más seca se repare, gracias a la nutrición que este aceite le aporta al aplicarlo con regularidad.

¿Se puede utilizar el aceite de argán en una piel grasa?

El aceite de argán para la cara nutre e hidrata la piel y tal vez por eso, crees que no está indicado para pieles grasas o con tendencia acneica. En este sentido, pensar eso es un error. Este aceite es no comedogénico y es capaz de controlar la producción de sebo y, por tanto, de regular el equilibrio natural de la piel.

¿Cómo es posible? Porque no engrasa la piel y además se absorbe muy rápido, todo un punto a su favor que, sin duda, hay que aprovechar. ¡Y antes de acabar! El aceite de argán es cicatrizante, por lo que si tienes manchas o marcas de acné puedes dar por seguro que te ayudará a disimularlas.

Aceite de argán como contorno de ojos

Siempre que se lleve cuidado de que no caiga dentro del ojo, donde puede ocasionar irritación, no es mala idea utilizar el aceite de argán para la cara en el contorno de los ojos.

La razón es que esta zona es altamente sensible y, por tanto, envejece mucho antes que el resto del rostro. Por ello, sus propiedades antiedad te serán de gran ayuda para evitar la aparición de arrugas o para minimizar el aspecto de las ya existentes.

Para que la aplicación sea eficaz debes aplicar el producto con cuidado, distribuyendo el aceite con la yema del dedo anular y a toquecitos. ¿Por qué con el dedo anular y no otro? El motivo es que este dedo es el que menos fuerza tiene de toda la mano y que, por tanto, ejerce menos presión sobre esta delicada zona.

Aceite de argán para los labios

¿Quieres unos labios suaves como la seda? ¡Presta atención entonces! Conseguir tu sueño es sencillo y solo es necesario aplicar un par de gotas de aceite de argán, extender sobre los labios como si fuese un bálsamo labial y listo. Dile adiós a los labios secos y agrietados para siempre.

Para un efecto más intenso se recomienda aplicar el aceite de argán en los labios antes de irse a la cama. De esta manera actuará durante la noche y al despertarte tendrás unos labios completamente hidratados y suaves.

¿Cuánto tiempo debo dejar el aceite de argán en la cara?

El aceite de argán es un producto natural y puro que no obstruye los poros, por lo que puede estar en contacto con la piel del rostro durante horas. De hecho, se absorbe muy rápido, por lo que no notarás ni que te lo has puesto a lo largo de unos minutos.

Si escoges utilizar el aceite de argán para la cara agregando unas gotas en otros cosméticos, ten siempre en cuenta los tiempos que marca cada fabricante y no apliques las cremas, sérums y mascarillas durante más tiempo del recomendado

Como has podido ver a lo largo de este artículo, el aceite de argán es perfecto para la cara gracias a sus numerosas propiedades. Si estás buscando introducirlo en tu vida, en nuestra tienda online puedes encontrar nuestro aceite ecológico de argán puro y muchos más productos para tu rutina de cuidado facial y corporal. ¿Te animas a probar este producto de 10?

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *