¿Cómo diferenciar los cosméticos naturales?

¡Aprendamos a diferenciar los cosméticos naturales! A lo largo de los últimos años, los cosméticos se han elaborado a base de productos naturales los cuales garantizan crear productos libres de crueldad animal, ser más conscientes y proteger el medio ambiente.

Pero, ¿cómo podemos reconocer que un cosmético ha sido elaborado de forma natural? ¿De qué manera podemos asegurarnos de que al comprar un producto cosmético no contenga químicos? A continuación te explicamos algunos puntos que te ayudarán a distinguir unos de otros. 

Para diferenciar los cosméticos naturales de los convencionales, el producto debe:

  • Haber sido elaborado con materiales de origen vegetal.
  • Estar compuesto de ingredientes naturales, como: agua, aceite de oliva o aloe vera.
  • Si contiene parabenos, fragancias químicas, conservadores o derivados del petróleo, no es un producto natural.
  • Verificar el porcentaje de los ingredientes del producto.
  • Asegurarse de que el producto contenga un sello que certifique estar integrado por materiales orgánicos.
  • Generalmente son empaquetados en envolturas ecológicas.

¿Cómo identificar un producto cosmético natural?

Como anteriormente mencionamos, para identificar un cosmético natural de los convencionales habrá que basarse en los siguientes elementos:

Haber sido elaborado con materiales provenientes de origen vegetal

Esto podrá ser verificado en la etiqueta del producto situada en la parte trasera. Un claro ejemplo de los ingredientes usados en este tipo de artículos es la integración de flores, frutos, raíces, aceites esenciales, minerales como la arcilla, el agua, la jalea real o inclusive sal marina. 

El producto debe cumplir el requisito de contener ingredientes naturales, y que lo avale como un cosmético natural.  Para lograrlo el producto debe contener compuestos orgánicos en un porcentaje de 95%, que garantiza al consumidor que un producto es auténticamente ecológico. 

Estar compuesto de ingredientes naturales

Como anteriormente mencionamos, para que un cosmético sea certificado como natural deberá componerse de un 95% aproximadamente de materiales como el agua, aceite de oliva, aceite de coco o aloe vera. Por ejemplo, nuestro jabón que está hecho a base de aceite de argán resulta completamente saludable para la piel.

 Es indispensable hacerle saber al consumidor en la etiqueta del empaque cuales son los ingredientes que contiene el producto. 

Interpretar los datos proporcionados en la etiqueta del cosmético

Otro de los elementos claves para diferenciar los cosméticos naturales de los que contienen químicos, es analizar cada uno de los datos indicados en la etiqueta del producto.

Si el producto cosmético que deseas comprar incluye ingredientes como la trietanolamina, parabenos, micropartículas de plástico, triclosán, oxibenzona y octinoxato, siliconas, fragancias químicas, conservadores, colorantes artificiales o aceite de palma, no es un producto natural y ecológico. En ocasiones los cosméticos que incluyen estos químicos no son recomendados para personas con la piel delicada.   

Analizar el porcentaje ecológico que contiene el producto

El porcentaje ecológico en estos productos juega un papel importante, ya que con esta cifra es posible analizar el nivel de calidad del cosmético. Por lo general podemos encontrar este dato en la parte frontal de la etiqueta ya que las marcas están obligadas a informar al consumidor.

Sello de certificación

En algunas ocasiones los productos naturales tienen sellos de empresas certificadoras como  COSMOS-Standard, ecoestética.org, Natrue y BioVidaSana. Estas empresas se dedican a proteger y promover la cosmética natural y ecológica para usuarios y consumidores de todo el mundo. Y aunque no todos los productos naturales tienen porque tenerlo, es una de las formas de diferenciar los cosméticos naturales. 

Embalajes ecológicos

Generalmente la cosmética natural contribuye con el planeta envolviendo sus productos con cartón y papel kraft, y de esta manera evita la producción masiva de plásticos. En Kemio somos conscientes de esto y es por ello que todos nuestros productos como exfoliantes y champú son embalados con estos materiales.

Conclusión

Identificar un cosmético natural es fácil, rápido y sencillo, y con ello tendrás la seguridad de usar productos elaborados con base en ingredientes orgánicos, que te garantizarán una piel más sana y protegida. 

De igual manera utilizar los cosméticos naturales contribuye a concientizar sobre la importancia de ser amigable con el medio ambiente y con el mundo animal.

Recordemos que el consumo de productos cosméticos naturales ayuda al planeta, ya que generalmente estos productos se embalan con materiales biodegradables o reciclables.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *